Seleccionar página

La Mentha spicata, perteneciente a la familia de las Lamiaceas, es más conocida como Hierbabuena, uno de sus nombres más populares. Otros son batán, hojas de Santa María, menta, mastranzo, yerbabuena… Nativa de Europa, su cultivo hoy en día está muy extendido.

Es una hierba perenne rizotamosa de porte rastrero y tallos cuadrangulares que puede alcanzar el metro de altura. Las hojas lanceoladas dentadas le dan su nombre por su forma (spica significa en latín “lanza”); estás son de color verde intenso, opuestas y desprenden un fuerte aroma, pilosas por el envés.

En la inflorescencia las brácteas se distinguen apenas. Las flores, pequeñas y labiadas tienen un cáliz con cinco sépalos y la corola puede ser de color blanco, azul o rosado.

Vegeta bien en suelos frescos y húmedos, incluso encharcados en cualquier clima templado. Soporta el sol aunque prefiera la media sombra. Las raíces son extensas e invasivas.

Se utiliza en jardinería para cubrir zonas frescas y sombreadas.

La Mentha spicata tiene además múltiples aplicaciones. Se consume como bebida en infusión, como hierba aromática en la cocina para aderezar ensaladas, sopas, carnes, en preparaciones de repostería… Es uno de los aromas más utilizados para caramelos, chicles, helados, sin olvidarnos de sus hojas que se utilizan para realizar uno de los cócteles más populares, el mojito cubano. También tiene aplicaciones medicinales como tónico estomacal y antiséptico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies