Instalación de mantas y mallas

La instalación de mantas y mallas orgánicas o sintéticas, como medida de control de la erosión, es una técnica ampliamente desarrollada por Paisajes del Sur como empresa pionera en esta técnica en España (1ª instalación realizada en Andalucía en Enero de 1992).

Aplicación de mantas y mallas

Clasificadas dentro del grupo de productos relacionados con los geotextiles, con la instalación de estas mantas y mallas, elaboradas con fibras orgánicas o sintéticas de polipropileno, de composición variable según el tipo y disposición de las mallas y fibras utilizadas, se consigue frenar la erosión laminar o en regueros, favoreciendo la formación de suelo mediante la retención de finos en escorrentía y el aporte de materia orgánica tras su descomposición. Además tienen la ventaja de controlar la evapotranspiración del suelo, regulando su temperatura, aumentando la infiltración de agua de lluvia, mejorando las condiciones de humedad presente en el suelo y por todo ello, favoreciendo la vegetación espontánea, hidrosembrada o plantada sobre ellas.

La granulometría del terreno o la vegetación presente sobre el suelo va a determinar la instalación de una manta o una malla. Y dentro de una misma aplicación, el tipo e intensidad de la erosión que ha de soportar determinará el tipo y la forma de fijación o su anclaje.

Instalación de mantas y mallas

Son muchas las obras realizadas por Paisajes del Sur con esta técnica y sus combinaciones con otras técnicas de bioingeniería, plantaciones e hidrosiembra. Entre ellas se encuentran obras de restauración de taludes, de cunetas, de cárcavas, de márgenes de ríos, o como soporte de trepadoras o en el cerramiento de muros verdes.