Seleccionar página

La Hedera helix, perteneciente a la familia de las Araliaceas, se la conoce popularmente como hiedra o yedra. Es un rústico arbusto perennifolio trepador de una larga vida que puede alcanzar hasta 50 metros de longitud, provisto de raíces aéreas, del que se cultivan numerosas variedades por la forma, tamaño y tonalidad de las hojas, matizadas unas en amarillo y otras en blanco.

Es originario de Europa, Asia y Norte de África. Prefiere exposiciones húmedas y umbrías en suelos calizos con buen drenaje, rico en materia orgánica a ser posible. Se multiplica mediante esquejes y en general tolera las bajas temperaturas. Necesita de un riego regular, pero no excesivo.

Crece trepando sobre rocas, muros u otras plantas. Sus hojas son de un verde intenso, lustrosas y coriáceas. Las flores son verdosas, poco vistosas y agrupadas en umbelas. La autopolinización hace fructificar las bayas amarillentas tornándose negras. Estas son venenosas.

Comparte hábitats con otras especies típicas de ribera y sitios umbríos como Rubus ulmifolius, Clemantis vitalba, Populus alba, Celtis australis, Fraxinus angustifolia

Por su rusticidad y aspecto lustroso atractivo se usa mucho en jardinería como tapizante del suelo a la sombra o cubriendo pérgolas, cercas y muros. Toda la planta es tóxica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies