El Día de la conservación del suelo fue establecido en 1963 por decreto de la Presidencia de la Nación en memoria del Dr. Hugh Hammond Bennet, investigador estadounidense que trabajó constantemente en busca de la preservación de la integridad del recurso natural suelo, cuya importancia es vital para la producción agropecuaria. El día elegido es el 7 de julio de cada año.

El suelo es un sistema dinámico y complejo cuya función no es sólo la de servir como soporte mecánico para el crecimiento de las plantas, sino que también es el medio a través del cual éstas toman el agua y los nutrientes que necesitan para su desarrollo.

En nuestro país, el 75 por ciento del territorio está sujeto a procesos erosivos causados por las actividades agrícolas, ganaderas y forestales.

A medida que aumenta la degradación de las tierras, también se degrada la calidad de vida de quienes la habitan, por no decir el drama que supone perder un recurso natural tan vital y difícil de crear como es el suelo. De ahí la importancia de su conservación para evitar tener que restaurarlo.

En relación directa con el marco del significado de este 7 de julio, día de la conservación del suelo, informamos de nuestra acogida ilusionante en la próxima edición del VI CICES.

Paisajes del Sur y Bonterra Ibérica, que forman el grupo BPS Group, conscientes de esta problemática e implicados de lleno en la búsqueda constante de soluciones, han sido designados por el Capítulo Iberoamericano de la Asociación Internacional para el Control de la Erosión (IECA) para organizar entre el 1 y 4 de Octubre de 2012, en Granada el VI CICES, Congreso Iberoamericano de control de la Erosión y los sedimentos.

BPS Group acoge el reto de organización del VI CICES con toda la ilusión que supone fomentar el conocimiento, la puesta en común de técnicas y de nuevas tecnologías de la mano de expertos internacionales; la creación de oportunidades de negocio; y en definitiva acercar a la sociedad y a los profesionales a una solución integral que englobe sociedad, economía y medio ambiente, las tres dimensiones esenciales sobre las que ha de basarse la Responsabilidad Social de todo proyecto empresarial.