La Androcymbium europaeum es una especie originaria y endémica de la provincia de Almería (España). Pertenece a la familia de las Colchicáceas (Colchicaceae) y fue descrita por primera vez por el danés Johanes Lange en 1890.

Esta especie vive exclusivamente en la provincia de Almería, desarrollándose por su litoral, desde Punta Entinas-Sabinar hasta la Sierra de Cabrera. Al margen de ello, su principal población se centra en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar.

Su hábitat natural es las praderas semiáridas y arenosas, aunque en ocasiones lo hace también sobre suelo pedregoso. Le gusta hacerlo en altitudes entre el nivel del mar no más de 200 metros de altitud, bajo un clima semiárido o árido.

La Androcymbium europaeum se encuentra gravemente amenazada. Entre otras razones, como consecuencia de las construcciones costeras de viviendas, infraestructuras turísticas, invernaderos, carreteras, etc. sin descartar que el ganado come sus hojas y flores.

En 1979 se declaró a esta especie en peligro de extinción por parte del Consejo de Europa, a través del Convenio de Berna. Este tratado fue ratificado por España en 1986, tras su entrada en la Unión Europea.

Plantación de Androcymbium europaeum

Plan de conservación del Androcymbium europaeum

Considerado el Androcymbium europaeum en peligro de extinción, también llamado “azafrán del Cabo de Gata”, “azafrán de Almería”, “hierba de la Virgen” o “lirio”, se han puesto en marcha planes de protección para evitar su desaparición.

Como ejemplo de planes para la conservación de la población del azafrán de Almería, exige el establecimiento de una reserva donde se implanten los bulbos que pudieran descubrirse por la transformación o cambio de cultivo de una finca.

Se trata, en definitiva, de una traslocación (transplante) de ejemplares desde la finca origen a la finca de destino, ambas en el mismo término municipal.

Estos trabajos de conservación consisten en:

  • Vallado de la parcela de destino.
  • Extracción de bulbos de Androcymbium europaeum desde parcela origen y traslocación de bulbos en parcela destino.
  • Realización de caballón de retención de agua en manchas de plantación.
  • Riego de implantación de las manchas de plantación en parcela de destino.

En primer lugar, se valla la parcela de destino mediante un doble vallado con malla ganadera, colocando sobre este, malla de gallinero, de modo que se evite la entrada de animales pequeños en la parcela a plantar.

El vallado puede tener un metro de altura, con postes de madera tratada cada 5 metros, colocando una puerta de doble hoja de 2 metros de ancho cada una, 4 metros en total, para facilitar las labores de mantenimiento en la parcela.

A continuación, se realiza la extracción manual de bulbos de Androcymbium europaeum en parcela de origen. Esta extracción se hace bulbo a bulbo, dado que estos pueden estar en un estado inicial de germinación.

Para el correcto mantenimiento de los bulbos, estos se colocan en un envase, sobre y cubiertos por un paño húmedo, para evitar la deshidratación de los bulbos.

El azafrán de Almería se recolecta durante las 5 primeras horas de la mañana, procediendo inmediatamente después, durante la segunda parte del día, a su plantación en la parcela de destino.

Estas plantaciones se realizan en agrupaciones o manchas, tal y como se encontraban en la parcela de origen, realizando en las manchas un caballón de retención de agua de lluvia, así como para el riego de implantación.

Una vez finalizada la traslocación de los bulbos y ubicados en la parcela de destino, se realiza un copioso riego de implantación de modo que se asegure el arraigo de los mismos en la nueva ubicación.