Originario de la Península Ibérica y Norte de África, el Thymus zygis, nombre científico del conocido Tomillo aceitunero o Tomillo salsero, entre otros nombres, es una pequeña mata perenne que pertenece a la familia de las Lamiaceae.

Puede alcanzar hasta 30 cm de altura. Lo podemos encontrar en laderas y pedregales secos y bien drenados, preferentemente calizos. Sus hojas son opuestas, lineales, de margen revuelto, de color verde por el haz y tomentosas por el envés. Florece de mayo a julio y sus flores son pequeñas, bilabiadas, de color blanco o crema, agrupadas en espigas. Toda la planta desprende un intenso aroma.

Comparte hábitats con otras especies típicas de tomillares secos como Thymus mastichina, Santolina chamaecyparisus, Stipa tenacisima, Lavandula latifolia

Se usa en restauración paisajística y control de la erosión en taludes. Por su resistencia a la sequía es planta muy interesante para su empleo en jardinería sostenible. Por el aspecto atractivo de sus flores y el porte de la planta se usa en jardinería como planta aislada o en pequeños grupos.

Por su aroma se usa tradicionalmente para aliñar las aceitunas así como para condimentar platos de caza y en algunas provincias se usa también como hierba aromática para quesos frescos y embutidos. Su infusión facilita la digestión, por sus propiedades estomacales.