Trabajos de podas de seto en mediana de autovía: justificación y seguridad con nuevos sistemas de recogida.

Sistema de recogida de restos vegetales actual

A un año del inicio de los trabajos de podas sobre la red principal de carreteras de la Junta de Andalucía, ya se tienen ejecutados por Paisajes del Sur más de 458 km, desde Vélez Rubio a Sevilla y desde Jerez de la Frontera a los Barrios, a lo largo de las provincias de Almería, Granada, Málaga, Sevilla y Cádiz.

Durante este tiempo se han desarrollado distintas estrategias para acometer un recorte de setos de mediana con el objetivo de hallar la máxima eficiencia en la operación. Los trabajos se han venido realizando con dos equipos, uno por cada zona de Andalucía (oriental y occidental), formados por vehículo todoterreno al que se le ha adaptado una cortadora de seto, acompañado de distintos sistemas de trituración y llenado del material resultante para su transporte y tratamiento medioambiental, y cuyos procesos productivos se han ido mejorando desde el inicio de los trabajos hasta la actualidad sobre todo en lo referente a los nuevos sistemas de recogida de restos vegetales desde la mediana.

Los setos de mediana de una autovía se justifican para evitar el deslumbramiento nocturno producido por los faros de los vehículos que circulen por la calzada en sentido contrario, así como para ejercer un efecto barrera disipador de la energía del vehículo en su salida de la calzada, crear mayores sensaciones de sosiego y seguridad al conductor por la integración paisajística de la carretera en su entorno, y la capacidad de disminución de la contaminación difusa del agua de la calzada hacia las márgenes de la carretera. Y todo ello, sin que estas plantas de la mediana supongan un mayor riesgo de accidentes, sino todo lo contrario, que ayuden a minimizarlos.

Trabajos de podas de seto en mediana de autovía
Sistema de recogida de restos vegetales anterior

En todo caso, el fin principal de los trabajos de recorte de seto de autovías es conservar la seguridad vial, ya que el seto vegetal excesivamente desarrollado aparte de que puede ocupar parte de la calzada y con ello desviar la trayectoria de los vehículos, también puede ocultar situaciones de riesgo que se evitarían con la visión anticipada de las mismas y las respuestas de debida cautela por parte de los conductores. Además, con la poda se incide sobre la sanidad vegetal, ya que las plantas recortadas responden mejor ante situaciones de sequía y de plagas, dependiendo la necesidad de recorte entre otros factores a circunstancias climáticas o fitosanitarias, y a la época del año en que se realizó la última operación.

Por tanto, estos trabajos son necesarios realizarlos con cierta asiduidad, no justificándose desarrollos excesivos de setos ni la supresión de los mismos si no es debido a una falta de presupuesto dedicado a esta partida o un ahorro en gastos de conservación.