Las plantas macrófitas acuáticas, o plantas acuáticas son en sí plantas que viven en el agua o necesitan un medio terrestre muy húmedo.

Estas macrófitas acuáticas engloban a un grupo funcional de vegetales muy heterogéneo desde el punto de vista sistemático y evolutivo, considerado como elemento clave en las cadenas tróficas de los ecosistemas acuáticos.

Dentro de él, se integran subgrupos tan distintos como plantas vasculares acuáticas, briófitos, carófitos y algas filamentosas.

En el paisaje, cuando se las encuentran, son un buen indicador biológico porque se consideran buenos referentes de la calidad del agua, y proporcionan un valor indicador a medio y largo plazo.

Las plantas macrófitas acuáticas son sensibles a variaciones físico-químicas e hidromorfológicas en las masas de agua, como por ejemplo la concentración salina, la eutrofización, el régimen de inundación, etc.

Las modificaciones de estas variables pueden originar cambios en las comunidades de estas macrófitas acuáticas. De ahí su cualidad de indicador biológico.

Plantas macrófitas acuáticas en la Albufera

Clasificación de los macrófitos acuáticos

Los macrófitos acuáticos pueden clasificarse en tres categorías desde un punto de vista funcional, atendiendo a la relación de la especie con el medio en el que vive y a su forma de crecimiento:

Hidrófitos o macrófitos acuáticos en sentido estricto

  • Lo componen aquellas plantas que tienen todas sus estructuras vegetativas sumergidas o flotantes.
  • Se incluyen en este grupo a plantas vasculares, algunos géneros de briófitos y las algas carofitas y filamentosa.
  • Se encuentran enraizados al sustrato o flotan libremente en el agua.
  • Son los mejores indicadores del estado de su hábitat.

Algunos ejemplos de este grupo son Potamogeton spp (espigas de agua), Myriophyllum spicatum (miriofilo), Ceratophyllum demersum (jopozorra), Lemna spp (lentejas de agua), Nymphaea alba y Nuphar luteum (nenúfares), etc.

Helófitos

  • Son plantas acuáticas de lugares encharcados con la mayor parte de su aparato vegetativo (hojas, tallos y flores) emergente.
  • Se localizan en los bordes de las lagunas, charcas y zonas inundables no muy profundas.
  • Suelen presentar un sistema de rizomas que permite la expansión subterránea de los individuos, que pueden colonizan rápidamente las áreas donde viven.
  • Poseen un menor valor como indicadores de calidad del ecosistema que los hidrófitos.

Algunos ejemplos de este grupo son Phragmites australis (carrizo), Typha domingensis (enea), Schoenoplectus lacustris (junco de laguna), Bolboschoenus maritimus (castañuela), Butomus umbellatus (junco florido), etc.

Higrófitos o plantas de borde

  • Son plantas que se sitúan sobre suelos húmedos en los bordes de los humedales.
  • Suelen acompañar a los helófitos.

Algunos ejemplos de este tipo de plantas son Apium nodiflorum (apio borde), Rorippa nasturtium-aquaticum (berro), etc.

Catálogo de plantas acuáticas

Con referencia a las macrófitas acuáticas están los viveros de plantas macrófitas, que cultivan un determinado catálogo de plantas acuáticas.

Estas plantas están especialmente orientadas a ser utilizadas tanto en las áreas de la jardinería, la restauración paisajística, así como en instalaciones de biorremediación y fitodepuración de aguas residuales.

Biorremediación con plantas macrófitas

Se define como biorremediación con plantas macrófitas al proceso para retornar un medioambiente alterado por contaminantes a su condición natural.

Mediante el empleo de la biorremediación, se puede atacar contaminantes específicos del suelo.

Fitodepuración

La fitodepuración es una técnica de purificación, caracterizada por tratamientos de tipo biológicos, en el cual, las plantas, creciendo en agua saturada de nutrientes, desarrollan un papel clave y directo sobre las bacterias que colonizan el sistema de raíces y al rizoma.

Los sistemas de fitodepuración, también se denominan humedales artificiales o fitodepuradoras.

Plantel de Scirpus lacustris

Catálogo de especies de macrófitas acuáticas

La creciente demanda de este tipo de plantas, está ampliando la producción de nuevas especies para dar una respuesta especializada al sector.

Catálogo de algunas especies de macrófitas acuáticas:

  • Caltha palustris (Calta palustre)
  • Carex pendula (Cárice llorón)
  • Carex riparia (Cárice de las riberas)
  • Cladium mariscus (Junco espigado)
  • Iris pseudacorus (Lirio amarillo)
  • Juncus acutus (Junco redondo)
  • Juncus conglomeratus (Junco amontonado)
  • Juncus effusus (Junco fino)
  • Juncus inflexus (Junco mantecoso)
  • Juncus maritimus (Junco marítimo)
  • Lythrum salicaria (Arroyuela)
  • Mentha aquatica (Menta de agua)
  • Phragmites australis (Carrizo)
  • Ranunculus repens (Botón de oro)
  • Scirpoides holochoenus (Junco churrero)
  • Scirpus lacustris (Junco de laguna)
  • Scirpus maritimus (Juncia marina)
  • Sparganium erectum (Platanaria)
  • Typha angustifolia (Espadaña de hoja estrecha)
  • Typha domingensis (Espadaña, enea)
  • Typha latifolia (Espadaña de hoja ancha)

Entre estas plantas macrófitas, dada la especial demanda de Typha domingensis para fitodepuración de aguas residuales mediante el establecimiento de sistemas de macrófitas en flotación, ha hecho que aumente la producción de esta especie.

Existen distintos formatos y estados de desarrollo, para poder adaptarse a las necesidades de los clientes, garantizando un suministro adecuado de la planta en el formato que se requiera.